Reserva online






  • Excursiones obligadas: Los Resquilones

    ¡Por fin! Las vacaciones de Semana Santa ya están aquí. Los más afortunados tendréis más de una semana libre. Tengas nueve o cuatro días de descanso, lo que está claro es que tienes que romper  con la rutina de los mil quehaceres diarios a los que te obligan tu ciudad y tu trabajo. Estás de enhorabuena porque desconectar de todo en Llanes es muy fácil. Dejarse envolver por la brisa del mar y el olor a sal o descargar adrenalina haciendo senderismo en la montaña es más que obligado aquí.

    Si estás pensando dónde comer, dónde dormir, o qué rutas hacer atiende a nuestras sugerencias. En El Hotel Rural El Texeu nos hemos propuesto ayudarte para que tu escapada a Asturias  te recargue las pilas. Olvídate de los agobios. Aquí encontrarás  naturaleza y relax al cien por cien.

    En El Texeu nos gusta proponer una ruta que no es tan conocida como otras pero que, no nos cabe la más mínima duda, os dejará fascinados: Los Resquilones, que es  apta para todos los públicos. Además, Los Resquilones está a muy poca distancia de nuestro hotel. Durante los 10 minutos en coche que hay  hasta el inicio de la ruta,  por la carretera que sube al pueblo de El Mazucu, empezaréis a descubrir los encantos que nuestros montes esconden. Mitos y leyendas conviven con las historias reales de la Guerra Civil.

    En cuanto os bajéis del coche y comencéis a caminar las primeras vistas y alguna que otra vaca campechana os sorprenderán.

    Xatin mamando en una parada de camino a Los Resquilones

    Ésta caminata nos os llevará mucho, una hora y quince minutos ida y vuelta,  aproximadamente.  En  este tiempo,  y sobre todo cuando lleguéis al final de la excursión, os dejarán boquiabiertos los impresionantes paisajes que podréis contemplar.  Ante vosotros, el monte El Texeu, la Sierra del Cuera y toda la costa del concejo de Llanes (en los días  despejados se ve hasta  San Vicente de la Barquera,  en  Cantábria). ¿Alguien da más? Imposible.

    Carretera al Mazucu

    Y depués al Mazucu

    Pero lo mejor está por llegar, porque  a la vuelta  podréis llegar hasta El Mazucu, una aldea de montaña tan pintoresca como genuina. En El Mazucu hay que hacer una parada obligada para comer o cenar opíparamente: El Roxín.

    Sabemos que nuestras sugerencias te van a encantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *