Reserva online






  • Un fin de semana en Llanes y en El Texeu. El plan perfecto.

    Viernes ¡por fin! El día de la semana que más nos gusta a todos. El viernes uno se levanta de mejor humor, con ganas de cerrar la semana laboral y saboreando la certeza de que mañana sábado no sonará el dichoso despertador. En El Texeu, las mañanas de los sábados son especialmente tranquilas, amanece despacio, sin prisas de ningún tipo. Se escucha el canto de los pollos y el olor a pan recién hecho se escapa del horno y se cuela en el comedor.

    Pues bien, si a la ecuación fin de semana le sumamos la palabra primavera el resultado será: nada más encantador que desayunar en el porche del hotel. Lo cierto es que todavía hay que bajar con un jersey o una chaquetina, pero el cafetín caliente y los bizcochos recién hechos por nuestra madre pronto nos harán entrar en calor transformando el arranque del día en un sencillo y muy auténtico placer.

    Bizcocho casero

    El mejor bizcocho casero es el de nuestra madre.

    Poco después, cuando el sol empiece a calentar, tocará ponerse en marcha para descubrir algunos de los muchos tesoros que Llanes esconde. Subir a Grandiella y pasear por  la Mañanga hasta llegar al vecino pueblo de Porrúa puede ser una más que perfecta forma de arrancar el sábado. Un manantial de agua cristalina y fría nos señalará el principio de nuestro paseo entre bosques mitológicos y el cantar alegre de los pajarinos. La magia existe.

    Imagen de la zona de Grandiella, Parres-Llanes

    Grandiella es un lugar dónde la magia existe

    Ya en Porrúa podremos visitar el fantástico Museo Etnográfico del Oriente de Asturias, primero, y comer, después. Después, tras otro agradable paseo de vuelta hasta Parres, ¿qué tal una maravillosa y reparadora siesta en El Texeu?

    Los domingos, por ejemplo magdalenas caseras para desayunar, un paseo por la siempre animada Villa de Llanes, un aperitivo en alguna de sus bulliciosas plazas y a comer en alguno de los muchos restaurantes de rica cocina asturiana. El fin de semana se termina. Es el momento de empezar a pensar en el próximo viernes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *